¿POR QUÉ LOS FÁRMACOS PRODUCEN XEROSTOMÍA?

La xerostomía es el síntoma de la boca seca, producido por una insuficiente generación de saliva por parte de las glándulas salivares. Entre una de las consecuencias de la xerostomía se encuentra la halitosis, o el síndrome del mal aliento.

Hoy en día, la farmacología ha avanzado casi tanto como su uso. Usamos medicamentos para absolutamente todo -gracias a ellos, enfermedades que antes eran casi mortales, ahora son cosa del pasado-. Sin embargo, existe un dato que causa mucha sorpresa, pero que es nuestra realidad: el 80% de los medicamentos más prescritos por los médicos causan xerostomía. Sí, esto son más de 500 medicamentos, que sepamos.

No vamos a entrar en muchos detalles ni explicaciones científicas que, la gran mayoría, no entenderíamos; pero, en definitiva, la saliva es controlada por 2 variantes en el cuerpo humano: el Sistema Simpático y el Sistema Parasimpático. El Sistema Simpático produce poca cantidad de saliva y de naturaleza mucosa, mientras que el Sistema Parasimpático genera saliva abundante más serosa o acuosa. Cada uno de estos dos sistemas es responsable de la producción de un tipo u otro de saliva, sin embargo, la supresión de cualquiera de los dos sistemas provocará una disminución del flujo salival y una variación en su composición, que podría conllevar a la aparición de xerostomía.

  • Por ejemplo, medicamentos tales como antihipertensivos, antidepresivos, broncodilatadores, antimigrañosos, relajantes musculares e incluso descongestionantes producen xerostomía debido a su inhibición sobre el Sistema Simpático.
  • Por otro lado, medicamentos que causan una acción anticolinérgica -es decir, inhiben el Sistema Parasimpático- tales como antihistamínicos, diuréticos, antidepresivos tricíclicos, antipsicóticos o antiparkinsonianos también favorecen la disminución de la producción de saliva, pudiendo desencadenar en xerostomía.

En definitiva, cualquier medicamento que afecte de cualquier manera a los neurotransmisores acetilcolina o noradrenalina, así como a sus receptores o enzimas relacionadas con el proceso, producirán una alteración salivar, tanto en la composición de esta como en la cantidad; siendo por lo tanto una gran amenaza que podría conllevar a la aparición de xerostomía.

2018-08-03T13:33:18+00:00

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar